Aprender con Zowi, el robot de Clan.

Zowi es un juguete inteligente que acerca a los niños a la tecnología desde dentro. Y lo hace de forma contextualizada: programándolo aprenden la relación lógica entre código y acción y desmontándolo entienden cómo funciona la electrónica y sus componentes. Pero también es el compañero ideal para desarrollar competencias STEAM. A través de los proyectos, los niños trabajan el pensamiento matemático, refuerzan su conocimiento físico y tecnológico y potencian habilidades como la resolución de problemas y la creatividad. Jugando y experimentando, los niños descubren de forma divertida y didáctica cómo es un producto tecnológico.

Un ecosistema que crece con el niño

La dificultad de los juegos y proyectos evoluciona con el niño, adaptándose a los distintos niveles de aprendizaje:

  • Menos de 8 años

    • Juega con la aplicación de Zowi.
    • Se inicia en la programación de acciones: mediante algoritmos sencillos, Zowi responde a lo programado.
  • De 8 a 12 años

    • A través de las actividades, progresivamente comprende con mayor profundidad cómo se programa la electrónica.
    • Aplica sus conocimientos en Bitbloq, una plataforma de programación por bloques gratuita desarrollada por BQ. En ella puede crear sus propios proyectos o basarse en los que otros niños hayan compartido. Así, el niño ha pasado por las dos fases del aprendizaje: la comprensión (con los proyectos) y la aplicación.
  • Más de 12 años

    • Desmonta a Zowi y accede a su hardware. Aprende a utilizar sus componentes electrónicos.
    • Diseña e imprime en 3D nuevas carcasas, asimilando cómo funciona esta nueva tecnología.*
    • Puede aumentar la complejidad de Zowi incorporando nuevos componentes electrónicos.*

*impresora 3D no incluida. **componentes electrónicos adicionales no incluidos.

Proyectos que enseñan algo más que robótica

Los proyectos que acompañan a Zowi permiten al niño aprender a través de la experimentación otras áreas del conocimiento STEAM, relacionadas con la biología (cómo ven los murciélagos), la física (qué es la gravedad y cómo nos afecta) o las matemáticas (la frecuencia con la que ocurren sucesos aleatorios en nuestras vidas).

Descubrir jugando

actividades-campus-tecnológico navidad-bq

Con los juegos de la aplicación de Zowi, los niños refuerzan procesos cognitivos fundamentales para su desarrollo como los reflejos, la atención o la memoria. Además, trabajan su inteligencia emocional aprendiendo a identificar y expresar sus emociones.

  • GamePad: un mando a distancia virtual con el que manejan a Zowi, poniendo en acción su coordinación, reflejos y capacidad de atención.

  • 3, 2, 1 ¡Acción!: con este juego se introducen en la secuencialización de acciones (la forma en la que se estructura la programación).

  • Repite con Zowi: basado en el clásico Simón Dice, este juego es perfecto para reforzar la atención y la memoria.

  • Pintabocas: un juego que fomenta su inteligencia emocional. Los niños deben reconocer las emociones que hay tras las expresiones que Zowi manifiesta con su boca.

Programación y pensamiento computacional

Programar requiere dividir un problema en partes y secuencializar las acciones para llegar a una solución. Así, ayuda a estructurar la mente y el pensamiento. Reprogramando a Zowi, los niños trabajan su pensamiento computacional y ponen en práctica las habilidades necesarias para la resolución de problemas.

Ir a los Proyectos Bitbloq

Arte y creatividad

Un dispositivo no es sólo electrónica y programación, también es diseño. Es arte. Alterando la estética de Zowi con piezas impresas en 3D y recortables, el niño desarrolla su creatividad, así como otras habilidades imprescindibles como la concentración, la perseverancia o la orientación al detalle.

Ir a los descargables